Monthly Archivemayo 2017

Sin representatividad

Alfonso Muralles No Comments

En ningún momento pongo en duda que todos los guatemaltecos que se pronuncian (y los que no se pronuncian también) en favor o en contra de las reformas constitucionales propuestas, sienten un profundo amor por su país y les preocupa sinceramente su futuro. Que al respecto hayan posiciones opuestas y que éstas se manifiesten abiertamente, que se les trate de defender con posiciones inevitablemente ancladas en la diversidad cultural, social, económica y hasta política, es sano. Es lo normal en una democracia.

Sin embargo, aquí parece llevarse casi tan pronto se inicia una discusión, hacia un enfrentamiento ideológico un tanto trasnochado que no permite avanzar en la búsqueda de consensos y que genera desinformación y confusión en el espectador medianamente informado y hartazgo y lamentable desinterés en los que antes que seguir los vaivenes parlamentarios, tienen que fajarse a tiempo completo en el trabajo diario y la información, si se le puede llamar así, les llega por deshilvanados pushitos por el “face”.

Es un serio problema la falta de representatividad en el Congreso de la República. Esos grupos de guatemaltecos enfrentados debieran ser visibles, al igual que cualquier otro grupo con otras posiciones, en el debate parlamentario. Y ante la ausencia de debate, por incapacidad o por temor, de poco o nada sirven las barras encendidas y los plantones con pancartas y consignas. Se puede llegar a consensos, como el que ya existía a principios de febrero pasado, que parecía avanzar al retirarse el tema de la jurisprudencia indígena, pero esos consensos no sirven de mucho. Es evidente que una bancada que recibe presión de un lado y del otro, no opta. Se inmoviliza. Se ausenta o juega al ratón y al gato con el quorum.

Constitucionalmente se deben esperar 2 años y medio para poder cambiar las cosas. O tal vez menos al avanzar los múltiples antejuicios ya encaminados o los trámites de cancelación de partidos. Nuevas personas, aun cuando puedan ser producto de malas prácticas políticas tradicionales, pueden traer nuevos vientos.

¿Qué no hay prisa? No es cierto. Si hay prisa. Cada día que pasa nos polarizamos más.

Me duele Petén

Alfonso Muralles No Comments

Más fuerte es el dolor cuando uno más quiere.

Aficionado a los mapas desde niño, recuerdo que había un mapa de Guatemala, a colores, con dibujos de los atractivos y los productos de cada departamento.  Al grandote Petén, con un tercio de nuestra geografía, le cabían animales salvajes, árboles de maderas preciosas siendo cortados y con troncos apilados rumbo al aserradero, árboles de chico zapote con chicleros subidos haciendo la serie incisiones para recolectar la savia.  Me encantaba el mapa y toda la información que de él se obtenía.  Al Mar Caribe se le llamaba Océano Atlántico y Belice era British Honduras y, al igual que los otros países vecinos, no tenía color ni información otra que no fuera el nombre oficial.  Creo que todavía hay uno de esos mapas colgado en la recepción del Hotel Mayan Inn en Chichicastenango.

Otra fuente de información temprana, no académica, fueron los sellos.  Las estampillas de correo.  Y me llamó la atención una serie de sellos emitidos en la segunda mitad de la década de 1940’s, de los tiempos del Doctor Arévalo, en la que se mostraba la fundación de la Colonia Agrícola Poptún, como prueba de la voluntad y decisión gubernamental de colonizar y hacer agrícolamente productivo al Petén, yendo más allá de la extracción forestal.  Años más tarde se le miraría al Petén como el granero de Centro América y el FYDEP (Fomento y Desarrollo de El Petén) distribuiría parcelas de 15 caballerías.

La migración campesina a Petén se estimula y la frontera agrícola se corre día a día.  Una región con vocación forestal y no agrícola, por su suelo kárstico de poca capa fértil, se iría deforestando y deteriorando al pretender hacerle productor del maíz agotador de suelos en áreas que irían transformando después de ganadería extensiva y que hoy se utilizan para la palmicultura.

Afortunadamente Petén es también el lugar en dónde se encuentran maravillosos sitios arqueológicos mayas y su atractivo turístico le concede la oportunidad del desarrollo de fuentes de trabajo en turismo.  Afortunadamente también se creará el Parque Nacional Tikal con sus 500 kilómetros cuadrados y más tarde se crearán otros parque y reservas naturales, la mayoría dentro de la Reserva de Biosfera Maya.

Pero su ubicación privilegiada con fronteras, selva y ríos, y la escasa presencia del estado, serán también el acicate para convertirlo en ruta de comercio ilegal de ….  todo!  De artefactos producto de la depredación arqueológica,  se animales en peligro de extinción,  de drogas en tránsito en un sentido y efectivo en el otro, de migrantes en la búsqueda de ir más al norte.

Los incendios provocados dan dolor.  A la naturaleza que se destruye le tomará su tiempo regenerar, si se le deja en paz.  La naturaleza también pide justicia.  También pide paz.