500 años de tráfico (Parte 2 y final)

500 años de tráfico (Parte 2 y final)

Alfonso Muralles One comment
Economía

(Publicación de mi autoría en Revista Crónica en octubre 1992, siendo Presidente de la Asociación de Rescate y Conservación de Vida Silvestre -ARCAS- con motivo de los 500 años de la llegada de Colón a América)

Parte 2 de 2 – Ir a la primera parte

Tomado de Kids Britannica

Se inició, pues, en la última década del siglo XV, un intercambio genético que marcó este mundo de tal forma que bien podemos hablar del antes y el después del transatlántico lleva-y-trae.  Animales, plantas, humanos y enfermedades fueron y vinieron.  Se aclimataron en otras latitudes.  Modificaron fuerzas políticas y económicas, patrones culturales y alimenticios.

Pero no todo lo que fue volvió.  Las utilidades se quedaron de un solo lado y la gran empresa que representó la conquista del mundo, y su puesta al servicio de un puñado de metrópolis, la financiaron recursos humanos y naturales del otro lado, que no vio ni un centavo de las ganancias que la empresa generó.

Múltiples expediciones cruzando los océanos demandaron madera para construcción de barcos, la que salió de bosques tropicales.  Nuevas plantaciones de caña de azúcar y algodón demandaron tierra, bosques y esclavos.  Siglos de acumulación de guano en costas peruanas fertilizaron campos europeos.  Se agotaron inmensas minas de plata.

Y se siguieron dando muestras de riqueza e ignorancia.  A guacamayas y loros se agregaron tucanes y monos como mascotas.  Los abrigos de pieles se convirtieron en símbolos de elegancia.  Cinchos y botas de pieles de lagarto o culebra identifican al distinguido hombre de campo.  Un mueble de caoba no tiene igual.

Y de todo esto van 500 años.  Aniversario que no puede pasar desapercibido para quien trabaja en conservación.  Como tampoco puede pasar desapercibido que hay sectores de la población campesina que subsisten por ser eslabones de una cadena de tráfico internacional de especies en peligro de extinción, cuyo comercio es regulado por tratados internacionales que se van aplicando de acuerdo con las prioridades de las agendas políticas y presupuestales de los países afectados.  Eta población campesina constituye un eslabón débil, pues lo hace por subsistencia.  Mal se haría en castigar alq ue vende una perica y con ello obtiene dinero para alimentar a su familia.  Él lo hace por pobreza e ignorancia.  Esta se combate con programas de educación dirigidos a generar conciencia y proveer conocimientos que permitan, con el apoyo del Estado y de organizaciones privadas de conservación y desarrollo, actividades alternativas que busquen, más allá de la subsistencia, la creación de un excedente económico como mecanismo para salir de la pobreza.

Inserta en una economía de mercado que no logra integrar dentro de su dinámica a grandes mayorías, la conservación no puede hacerse dejando de tomar en cuenta a la población de comunidades que tradicionalmente han vivido de la depredación de recursos naturales.

No es difícil, dicho nuevamente, vincular los 500 años con la conservación.  Si ha habido quienes han hablada del encuentro de dos mundos, no hay que olvidar que el mundo es y ha sido siempre uno.

Desde un punto de vista conservacionista no se busca condenar a Colón, quien, por su intrepidez, bien podría merecer un reconocimiento, sin llegar, por supuesto, a la santidad que le pretendiera otorgar hace 100 años León XIII (sí, el de la Rerum Novarum)  España, en cambio, merece una condena.  No por algo de hace cinco siglos, sino por ser hoy, por cierta permisividad aduanera, la puerta de Europa para el tráfico de especies de fauna tropical.

Es así como el aniversario se vuelve propicio para llamar a la reflexión y despertar una que otra conciencia.  Debe servir para analizar problemas de hoy, a los que una V Centenaria perspectiva permite abordarlos desde otros ángulos.

 

Viene de Parte 1

1 Comment

500 años de tráfico (Parte 1) – Opinando sobre Guatemala

octubre 13, 2017 at 10:24 am

[…] Parte 1 de 2  – Ir a la parte 2 […]

 Reply

Leave a Reply