Turismo

Infraestructura vial para el turismo

Alfonso Muralles No Comments

El turista transita por las mismas carreteras en las que transitan las personas locales y los productos y servicios que mueven la economía del país. Son rutas en las que se comparten problemas provocados por su mal estado, daños temporales por condiciones climáticas o por interrupciones a la movilidad debido a demostraciones vinculadas con conflictividad social.

Se comparten las mismas carreteras porque no hay de otra.  Porque el turismo se ha ido adaptando a las carreteras construidas teniendo en mente el traslado de productos y personas entre las cabeceras municipales y su cabecera departamental y entre estas y la Capital.  Porque con pocas excepciones que merecen párrafo aparte, no se han construido rutas con el turismo como intención principal a las que después se les sumen usuarios que las aprovechen por otros motivos.

Por ejemplo, si al turista que llega desde Norteamérica y Europa habiendo comprado el paquete clásico: Antigua-Atitlán-Chichicastenango + Tikal por vía aérea, se le pudiera conectar fácilmente por carretera (porque con dificultad si se puede) entre el Altiplano Occidental hacia Petén vía Alta Verapaz y regresar a Ciudad de Guatemala vía Rio Dulce, gozaría de un viaje inolvidable, diverso natural y culturalmente, incorporando destinos que merecen más visitantes, agregando días a su visita y regando más ampliamente la derrama económica que el turismo va dejando a su paso.  Mientras tanto, la industria turística seguirá esperando a que las mejoras a esta ruta las provoque primero y ojalá pronto, la comunicación entre Santa Cruz del Quiche, Huehuetenango y Cobán, 3 centros urbanos de vertiginoso crecimiento.

Fuente:  Google Maps

Son pocas las carreteras de Guatemala en las que el turismo es su usuario principal o mayoritario.  Se pueden mencionar los ramales que se desprenden de la Ruta Flores-Frontera con Belice, uno  para llegar al Parque Nacional Tikal y su extensión a Uaxactún, en donde además de arqueología hay comunidad con actividades forestales y vida propia; y otro ramal para llegar al Sitio Arqueológico Yaxhá; también está la corta carretera entre la cabecera municipal de Tecpán y el Sitio Arqueológico Iximché.

La ruta más importante, turísticamente hablando, es la CA8 que conecta la Frontera Valle Nuevo con la Carretera Interamericana CA1.  El turismo proveniente de El Salvador constituye el 38% del total del turismo que recibe Guatemala y más de la mitad de este se moviliza por dicha ruta.  Digamos, un 20% del gran total que incluye aeropuertos, puertos y otras fronteras terrestres con los 4 países vecinos pasa por Valle Nuevo.

Fuente:  El Economista

El transporte de turismo no es como el transporte de vegetales cuya pronta entrega a los mercados de consumo es urgente porque pierde calidad y precio por cada minuto de demora.  El turista puede ir despacio disfrutando de un paisaje pintoresco que, como pocos en el mundo, combina admirablemente geografía con cultura.  Esta experiencia será aún mejor si la hace cómodamente ya que ese es precisamente el principal producto de exportación de Guatemala: las gratas experiencias, espectaculares fotografías y coloridas artesanías que el turista se lleva consigo.

Otro Beato chapín – Oportuno momento para reflexionar

Alfonso Muralles 2 comments

Esta semana que inicia, concluirá con un evento que no pudo haber llegado en mejor momento. Un evento que induce a la reconciliación fundamentada en la comprensión y conocimiento de la historia.

El 23 de septiembre de 2017 será beatificado el Padre Stanley Rother quien ejerciera su ministerio pastoral en Santiago Atitlán y fuera asesinado en la Rectoría de la Parroquia el 28 de julio de 1981. Se convierte en el primer Mártir nacido en los Estados Unidos. El era originario de Okarche, Oklahoma y su beatificación será celebrada en la sede de la Arquidiócesis de Oklahoma.

El martirio del Padre Rother fue provocado por su entrega a la defensa de la población tzutuhil cuando el enfrentamiento armado escaló a principios de la década de 1980.

El Padre Rother, Padre Aplas en Tzutuhil, dejó en la Parroquia de Santiago Atitlán varios símbolos que han ido desapareciendo poco a poco. Hechos con las maravillosas manos de los artesanos de la madera, el púlpito tenia en relieve una Biblia sostenida por un ángel y un quetzal. La silla principal tenia un Dios del Maiz. En el Altar Mayor queda el relieve de una escena local que incluye a Maximón. Muestras del respeto del Padre Rother por la cosmovisión Maya y su espíritu inclusivo.

Esa actitud la llevó a los hechos al abrir el templo como santuario protector de familias enteras que escapaban de la violencia.

Como al Santo Hermano Pedro, nacido en España, le consideramos guatemalteco por la manifestación de su obra en Guatemala; como la quetzalteca Beata Encarnación Rosal es venerada como colombiana, de la misma manera el futuro Beato Stanley es tzutuhil. Es maya. Es guatemalteco.

Me duele Petén

Alfonso Muralles No Comments

Más fuerte es el dolor cuando uno más quiere.

Aficionado a los mapas desde niño, recuerdo que había un mapa de Guatemala, a colores, con dibujos de los atractivos y los productos de cada departamento.  Al grandote Petén, con un tercio de nuestra geografía, le cabían animales salvajes, árboles de maderas preciosas siendo cortados y con troncos apilados rumbo al aserradero, árboles de chico zapote con chicleros subidos haciendo la serie incisiones para recolectar la savia.  Me encantaba el mapa y toda la información que de él se obtenía.  Al Mar Caribe se le llamaba Océano Atlántico y Belice era British Honduras y, al igual que los otros países vecinos, no tenía color ni información otra que no fuera el nombre oficial.  Creo que todavía hay uno de esos mapas colgado en la recepción del Hotel Mayan Inn en Chichicastenango.

Otra fuente de información temprana, no académica, fueron los sellos.  Las estampillas de correo.  Y me llamó la atención una serie de sellos emitidos en la segunda mitad de la década de 1940’s, de los tiempos del Doctor Arévalo, en la que se mostraba la fundación de la Colonia Agrícola Poptún, como prueba de la voluntad y decisión gubernamental de colonizar y hacer agrícolamente productivo al Petén, yendo más allá de la extracción forestal.  Años más tarde se le miraría al Petén como el granero de Centro América y el FYDEP (Fomento y Desarrollo de El Petén) distribuiría parcelas de 15 caballerías.

La migración campesina a Petén se estimula y la frontera agrícola se corre día a día.  Una región con vocación forestal y no agrícola, por su suelo kárstico de poca capa fértil, se iría deforestando y deteriorando al pretender hacerle productor del maíz agotador de suelos en áreas que irían transformando después de ganadería extensiva y que hoy se utilizan para la palmicultura.

Afortunadamente Petén es también el lugar en dónde se encuentran maravillosos sitios arqueológicos mayas y su atractivo turístico le concede la oportunidad del desarrollo de fuentes de trabajo en turismo.  Afortunadamente también se creará el Parque Nacional Tikal con sus 500 kilómetros cuadrados y más tarde se crearán otros parque y reservas naturales, la mayoría dentro de la Reserva de Biosfera Maya.

Pero su ubicación privilegiada con fronteras, selva y ríos, y la escasa presencia del estado, serán también el acicate para convertirlo en ruta de comercio ilegal de ….  todo!  De artefactos producto de la depredación arqueológica,  se animales en peligro de extinción,  de drogas en tránsito en un sentido y efectivo en el otro, de migrantes en la búsqueda de ir más al norte.

Los incendios provocados dan dolor.  A la naturaleza que se destruye le tomará su tiempo regenerar, si se le deja en paz.  La naturaleza también pide justicia.  También pide paz.